General Alí-Bajá

Müezzin Zadé Ali Bajá fue gran almirante de la flota imperial turca entre 1569 y 1571.

Hijo de un almuédano, llegó a ser favorito del sultán Selim II y se casó con una de sus hijas. Fue uno de los comandantes de la flota que invadió y conquistó la isla de Chipre en julio de 1570.

Ascendido a comandante en jefe de la flota otomana, se enfrentó a La Liga Santa en la Batalla de Lepanto el 7 de octubre de 1571. Ali Bajá llevó en aquella batalla un gigantesco estandarte verde que le había entregado el sultán Selim al que denominaban «Bandera de los Califas». Tenía bordados en oro versículos del Corán y el nombre de Dios repetido veintiocho mil veces. Su galera “La Sultana”, combatió con “La Real” que mandaba Juan de Austria.

A bordo de su nave, Ali Bajá recibió un disparo de mosquete en la cabeza, y a continuación fue decapitado por un soldado español y su cabeza puesta en una pica, hecho que unido al de la derrota, supuso un gran golpe a la moral de los otomanos quienes, espantados huyeron hacia la costa para evitar la suerte de su Comandante en Jefe.
 

  < anterior                        índice siguiente >